El último Catón y El Regreso del Catón - Matilde Asensi - Mirada de Musa
682
post-template-default,single,single-post,postid-682,single-format-standard,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-title-hidden,qode_grid_1300,hide_top_bar_on_mobile_header,qode-content-sidebar-responsive,columns-4,qode-theme-ver-10.1.2,wpb-js-composer js-comp-ver-5.1,vc_responsive

El último Catón y El Regreso del Catón – Matilde Asensi

Probablemente “El último Catón” de Matilde Asensi fue la primera NOVELA (sí con mayúsculas) que tuve el placer de leer hace quince años exactos. Yo era una adolescente que descubría a través de la lectura un mundo nuevo, un mundo que más tarde me absorbería y me llenaría, un mundo que no tardaría en conquistarme para siempre.

Recuerdo un viaje de fin de curso con este libro como bolso de mano, como refugio de muchos sentimientos que en aquel entonces no sabía gestionar. Recordaba vagamente las sensaciones de desear aprender todo lo posible sobre lenguas muertas, civilizaciones antiguas perdidas y sobre todo, de querer conocerme a mí misma tanto como conocí a estos tres personajes: Kaspar, Octtavia y Farag.

Lo he releído, con ojos nuevos, con otra conciencia más característica del que lee una novela por diversión sabiendo a qué se enfrenta, pero descubriendo en cada detalle una perspectiva diferente del amor, de las aventuras, de cada uno de ellos. Además sabiendo que detrás de esta gran historia ahora puedo saber un poco más de ellos, me resultó una espera impaciente atravesando cada página.

“El último Catón” es para mí una novela, muy estructurada, con una historia bien hilada y unos personajes de órdago. No digo más, que es la única novela de Matilde Asensi que se tradujo al inglés. Si tuviera que resumir la en un adjetivo sería sagaz, por la forma en que los personajes se desenvuelven en la historia, en esta aventura que a veces es demasiado peligrosa.
En “El Regreso del Catón” han pasado quince años (los mismos que nosotros los lectores con la lectura) y nos expone una vida de nuestros personajes favoritos que en cierta manera no nos sorprende, lo que sí, es que vuelvan a caer en el mismo laberinto, otras normas pero la misma y majestuosa historia por bandera. Esta segunda parte la definiría como dinámica, unas reacciones esperadas a un final con una expectativa un poco amplia, pero que no defrauda aunque no se puede comparar con el primero.
¿Lo habéis leído?¿Qué sensaciones os transmitió?

No Comments

Post A Comment